Cuando tus personajes no te dejan dormir

Conoces sus gustos, obsesiones y manías. Comprendes sus sensaciones, terrores y aspiraciones. Incluso detalles nimios que para ellos son significativos. Cuando creas los primeros retazos no te imaginas que un día cobrarán vida propia; que son ellos los que tendrán que arrostrar los peligros y afrontar sus dilemas siendo ellos mismos. Lo único que tienes que hacer

Leer más
1 4 5 6